Por estos lados todo en marcha blanca permanente, como la vida. La gente comienza y termina los dias con cierta complicidad implicita con la decidia y el aburrimiento como estilo de vida. Algunos, en un esfuerzo sincero por ser reconocidos por los jefes de todo esto , se las arreglan para perpetuar un rictus a la defensiva que a la larga se te termina espejeando y te sorprendes de verte en los reflejos de las vitrinas con un rostro que no le desearías a tu peor enemigo.

Perdida de la capacidad de asombro, estupidez o el asomo de un tardio sentido del humor?

Anuncios