En una mesa cuantan con esta urna sin ranura. Solo queda reconocer lo fino del humor de los fabricantes.

Anuncios